—¡Mira la cantidad de Kroggs que hay por doquier! Más vale que no le despegues el ojo al maletín Sery—

Porr supuesto que está atestado de esas alimañas ¡No hay sistema en la galaxia en el que no trraten de robarr algo. ¡Y la prróxima que me digas Serry, te vuelo los dientes gorrdo estúpido.—

—¡Pero qué malvado! ¿No ves que los necesito para la paella del bar?—

—No habrrá barr si esto sigue así. Hace dos horras que estamos en en aerropuerrto y el maldito reptil ni aparrece... Además, aunque hiciérramos el trrato como corresponde, no puedes llamarr paella a esa baba verrde que sirrven en estos cuchitrriles inmundos.—

—En eso te equivocas mi amigo. Desde hace años que crían mejillones terrestres en Zolap únicamente para el deleite de la especie más apreciada de la galaxia.—

—¡De terrestrres sólo tienen el nombrre! ¿No has visto esas cosas voladorras que se estrrellan contrra las naves? Ahí tienes tus marravillozas ostrras

—P... Pero... (Observa haciendose sombra con la mano) ¡¿Y cómo demonios llegó eso a pasar?! Si no fueras el ser más aburrido del universo diría que me estás tomándo el pelo.—

—Lo harría si hubierra un pelo que tomarr calvo inútil. Todos saben que las aguas de Zolap son ricas en Trritio. ¡Con tanta maldita radiación no me extrrañarría que les salierran ojos! Así que mejorr vas cerrando el hocico hasta que estemos a medio año luz de distancia. Y no lo digo sólo porr el hambrre, algo de silencio no vendrría nada mal. Lo único que falta es que nos capturren.

—¡¿Cómo puedes decirme que me calle en un momento así?! ¡Acepté el encargo sólo para venir a comer paella como lo hacía en casa! ¡Joder qué Morriña! Si pudiera, mandaría todo a tomar por culo y me iría derechito a la tierra.—

—¡Ni siquierra hay una tierra a la cual regrresarr! En esa maldita pelota sólo hay capitalistas deserrebrrados y la peorr calaña univerrsal: Burrócrratas... A demás, si nos vierran porr allí nos enjuiciarrían porr más carrgos de los que sabrrías cont... ¡Ahí está!—

—¿Esa lagartija con cuatro ojos? Creí que los Sitruleos eran una especie hermosa.—

—Si fuerra herrmoso no estarría en este negocio, ¡Ahorra calla que ya viene!—

Arrenquelhe iykjmiwhen ishtekhe, ¡Ikhe, ikhe!

—¿Qué dice el enano Sery?—

—¡Que le des el reverrendo maletín adefecio, y rápido!—

—Pero si lo tenías tu. ¿No te dije que no le quites el ojo de encima?—

—...—

¿¡Makhalerrip!? ¡Ikhe pruthahemnosh!

—Ehm... Manekrrishta... Rre... Rregnihte kitgo. Ahorra vámonos, a la nave, deprrisa

—¿Qué le dijiste al estropajo este?—

—Que vamos a la nave a trraerrselo. Así que apurra que es horra de larrgarrnos de esta mugrre.

—¡Pero si no le damos el núcleo vamos a encabezar una lista más de buscados en este sistema!—

—¡Estúpido gorrdo deserrebrrado! ¡Cuando a uno de esos Krroggs se le caiga el maldito maletín no habrrá sistema que nos busque!—

—Maldición, adiós a mi paella, será mutante pero igual la quería...-

Comentarios
  • 0 comentarios

Tienes que estar registrado para poder comentar