III-IIIII-III [Caracteres indescifrables]

Las chispas del divino Kharenthustaya desaparecen en la noche. Los magos y astrónomos a mi lado afirman que los dragones celestiales se acercan para devorar al divino Sol, hambrientos de su fuego, tal y como indica la profecía. Si eso es cierto me atrevería a afirmar que nuestro fin está cerca.

III-IIIII-II [Caracteres indescifrables]

Algo está apareciendo en el cielo, junto al divino Kharenthustaya. No es un dragón, es una esfera de lo que parece magia oscura. ¿Es la garganta del dragón?

Un hilo de luz ha salido de nuestro divino Sol, le ha circundado como un torbellino y ha acabado en el centro de la esfera. Los mundanos chillan que es el dragón y cometen violencia entre ellos, incapaces de observar hechos divinos. Los sabios callamos y observamos. El divino Sol disminuye su tamaño. Es cierto que eso, sea lo que sea, está tragando su luz. El divino Kharenthustaya ya no brilla, su cuerpo ahora es pequeño y rojo y la esfera oscura más grande. Crece, crece y nos cubre una oscuridad más negra que una noche sin lunas, hasta el punto que mis ojos quedan ciegos [Líneas confusas sin significado aparente].

[Transcripción y traducción de las últimas páginas de uno de los "libros" conservados entre los restos de la torre de cristal aparecida en el desierto del Sahara en el año 2064].

Comentarios
  • 0 comentarios

Tienes que estar registrado para poder comentar.