El frío tacto del cuchillo me hiere. Es un cuchillo pequeño, mellado con la hoja oxidada. La runas están grabadas de forma tosca. Los espíritus se arremolinan a mi alrededor. Siento como me recorren sus frías manos y como su pútrido aliento se estampa en mi cara. Sus susurros son gritos de agradecimiento.

―Que la sangre nos recompense con la vida― dice el druida. 

Miró a sus pálidos ojos vidriosos. Observo como unos cuernos retorcidos salen a través de la capucha de su túnica, su barba de chivo y sus amarillentos dientes. Se rié mientras apaga el vela con los dedos. Noto como el fuego marca mi piel, sus dedos se deslizan en mi frente. Se regodea. Ahogó el dolor, lo saboreo y lo trago. 

―Cumple con tu cometido como marcado. 

Se lo que me ha hecho. La marca de Crom Dubh esta ahora en mi frente. Los niños disfrazados de bestia no visitarán esta noche mi casa para la ofrenda. Tampoco será un lugar seguro. Esta noche solo queda la sangre. 

Me envuelve la música de los tambores. Me marea el ruido. Aspiró y me lleno los pulmones con el aire húmedo. Está oscuro y la hoguera me impide ver la aldea del todo. Piso los campos de nabo. Tierra inerte alimentada con lágrimas y sudor.  

Para eso estoy yo. La marca me obliga a hacer una ofrenda al dios Crom Dubh. El regalo es la sangre de mi familia, bajo la luna de Samhain. Una representación de cómo los dioses disfrutan con nuestro pesar: Una barriga llena o una familia rota. 

Oigo cómo los niños piden las ofrendas y marcan las casas. Se comportan como las bestias que encarnan. Ululan, rugen y gruñen. Recogen la ceniza que la gente no quiere comer. Deslizo mi mano sobre los toscos tablones que componen la puerta de mi casa. Apoyo mi cabeza. Dudo. Solo la muerte puede pagar la vida. 

Cierro los ojos y arremeto contra mi padre. Madre. Hermanos. Mientras el cuchillo siega sus vidas, los recuerdo. Sus risas llenan mis oídos y encharcan mis ojos. Noto la calidez de su sangre y la sal sobre los labios. El aire se vicia con la ausencia de la vida. 

Siento que una presencia me observa. Abro los ojos. Lo veo. Totalmente encorvado, a cuatro patas. Negro y roto. Me ofrece lo que lleva a la espalda. Un celemín de trigo. La recompensa. El futuro. 

Un año después 

Noto el éxtasis en todo mi cuerpo. Entra por mi cuerpo, se respira en el ambiente y se saborea en cada momento. Se oyen los gemidos de felicidad. El pueblo celebra la abundancia. Los años son duros pero merecen la pena por esto. Son felices y doy gracias por ello. Abro los ojos después de dejar mi semilla en mi esposa. Le quito el cabello de la cara. Me sonríe. 

Junto al árbol donde empieza el bosque está él, observando, con su celemín de trigo. 


Comentarios
  • 4 comentarios
  • Not Today darkman @Farran hace 2 meses

    Diría que es el mejor relato que te he leído, el más completo y redondo. ¡Felicidades!

  • Jesús @Jesus hace 2 meses

    La verdad es que llevo un par de semanas con relatos muy buenos y que dan unos resultados muy buenos también. En general este relato me gusta mucho, vuelvo a utilizar las frases cortas que siempre me han dado buenos resultados y con un personaje gris de los que me gustan. Espero que el próximo reto me permita escribir algo de humor que tengo ganas de volver a tocar ese palo. Gracias por tus palabras y espero poder seguir dando el buen rendimiento que estoy dando últimamente.

  • Jon Artaza @Jon_Artaza hace 2 meses

    Creo que Solomon Kane se pasó por tu cuento al año siguiente del mío.
    Veo que hemos compartido una visión del Samhain mucho menos amable en nuestras historias. Veo este "Crom Dubh" muy en linea con tu "Krampusnacht" pero mucho más perfecto en lo escrito. Se nota que no te has dejado derrotar por aquellas valoraciones tan rácanas y te has levantado de la lona sin dejar que cantasen el número 10.
    Estoy de acuerdo con @farran . Si me hubiese tocado para comentarlo te hubiese puesto un 10... o un 9 si la envidia me hubiese nublado el juicio. Creo que es de los tres o cuatro mejores relatos que he leído en literup: arriesgado, original y bien escrito. Eso no abunda. Aplausos.

  • Rak Pyro's @dopidop hace 2 meses

    Ya sabes mi opinión sobre tu relato. Pero vamos ya me tenías ganada, ya que me van mil las historias oscuras y basadas en leyendas. Lo importante es que te sientas satisfecho con tu trabajo y me alegro mucho de ver que este mes ha sido así. Congrats ;P


Tienes que estar registrado para poder comentar.