Habitación de hospital 

«¡Se ha llevado a mi hijo! ¿Dónde está?».


Jefatura de policía

«Soy matrona y trabajo en el hospital donde se encuentra la joven que atendí en el mercado esta mañana. Hoy es mi día de descanso y he ido a comprar unas cosas que necesitaba. Entonces, la vi. Arrastraba los pies por el empedrado, cansada, y se sujetaba el vientre. De pronto, se detuvo frente al puesto de las frutas, se agachó y gritó. Estaba de parto».


Habitación de hospital

«Me han tenido retenida durante mucho tiempo, pero conseguí escapar. Y como yo, somos muchas. Esa mujer… es uno de ellos...».


Jefatura de policía

«No ha sido fácil. Estaba muy nerviosa y las condiciones no eran las más adecuadas, pero he asistido muchos partos a lo largo de mi carrera. Como le he dicho, trabajo en el hospital».


Habitación de hospital

«Me secuestraron de camino al instituto. Me agarraron por la espalda y me cubrieron la cabeza con una tela oscura. Después, me golpearon hasta perder el conocimiento. Cuando desperté, estaba sobre una superficie fría y metálica. Una camilla de hospital dentro de una habitación blanca y con muchas luces. Rodeada de personas con mascarilla… Lo siento, no sabría identificarles. Tenía las piernas separadas y abiertas, sujetas con grilletes a la camilla. También las manos, sobre la cabeza. Entonces, me introdujeron algo dentro de mí. El dolor fue tan intenso que perdí el conocimiento de nuevo. Semanas después, estaba embarazada.»


Jefatura de policía

«Estaba débil. Tenía contracciones cada cuatro minutos. Entonces, le decía que empujara. Cuando asomaba la cabeza, la animé a que hiciera un último esfuerzo.»


Habitación de hospital

«¡Empuja, empuja!, gritaba. Enseguida supe que quería llevarse a mi bebé y dejé de empujar. Prefería morir a que se lo llevara. Pero no pude hacer nada. Me metió las manos y sentí cómo me lo arrancaba del cuerpo.»


Jefatura de policía

«El bebé nació muerto. Era muy pequeño y no estaba maduro. Una lástima… Llamé a Emergencias para que se llevaran a la madre y se hicieran cargo del cuerpo. No puedo decirle nada más, lo siento.»


Habitación de hospital

«¡Por favor, escúcheme! ¡Mi bebé no está muerto! Esa mujer me ha seguido desde que me escapé para llevarse a mi bebé.»


Jefatura de policía

«Es una reacción normal, agente. Sufre estrés postraumático. Mis compañeros de psiquiatría se encargarán de que mejore lo antes posible.»


(Después de prestar declaración, la enfermera hace una llamada:

«Todo en orden. Llevaré al bebé al laboratorio para explorarle y comenzar la fase dos. La madre ya no es asunto nuestro.»

info.comments
  • 0 comentarios

popup.comments_logged_in