Cojo pan y lo tuesto.

Mientras espero veo a Juanjo, presumiendo antes de la fiesta.

Preparo la mesa.

Le veo llegar al castillo, el disfraz es espectacular, me suena.

Exprimo naranjas.

Le acorralo y lo reconoce, lo ha robado del almacén del museo. Me van a despedir.

Preparo el café.

Discutimos acaloradamente. Me golpea.

Aceite, tomate y sal.

Le abofeteo y le empujo, molesta.

Nos sentamos a desayunar, tomo el primer bocado.

Tropieza con la capa y cae. Se hunde en el agua.

Enciendo la televisión.

Grito, pero no vuelve a salir a la superficie. Me asusto y huyo.

"Un romano aparece congelado en el foso del castillo. El análisis preliminar de la armadura confirma la datación. "

Le pido que apague la televisión, las noticias me dan jaqueca.

Me mira negando. Pincha la fruta con su espada.

Se me olvidaba.

Él ya no está aquí.

Comentarios
  • 0 comentarios

Tienes que estar registrado para poder comentar.