El aroma a café llega hasta mi nariz. Alex lleva la rutina de cada día. Café, tostadas…

<>

Me río en la cama, algo ha tirado y farfulla…

Me levanto y voy hacia la cocina.

-Buenos días pecotosa

Me acerco con cuidado, hay cerámica rota, por el suelo y solo llevo sus calcetines.

-Feliz cumpleañ…

-No lo digas…

Hace una mueca señalándome, su barba.

-Mira, una cana, 33 años y una cana…

Aguantándome la risa, me pongo de puntillas y le beso.

-Eres un poco hobbit, ¿te lo he dicho ya?

-Y tú pareces un Uruk-hai y no me quejo.

Suelta una carcajada, y de un voleo, me sube a la encimera. Mordiéndome el cuello, me hace cosquillas.

-Para, para, y abre la nevera…

Ha quitado la ecografía de la puerta...estaba pegada y ya no…

Lloro agarrándome el abdomen .

Alex me abraza.

-Rose no, tranquila era lo mejor…

-Lo se pero…

-Shh. Tranquila

Su voz siempre me calma.

Abre la nevera y saca la magdalena de chocolate con la vela.

-Odio el chocolate…

-Fue un antojo...

Enciende la vela

-Feliz…

Niega

-Al menos pide un…

Sopla y me besa. Me la acerca y la mordemos.

-Concedido.

Comentarios
  • 0 comentarios

Tienes que estar registrado para poder comentar.