Al abrir la puerta del taller, un suave y fugaz roce en la pierna me sobresaltó. El sonido casi imperceptible de cuatro patas almohadilladas sobre el suelo y, después, sobre la mesa, me hizo sonreír.
—Me has asustado, Bingo. —Mi comentario recibió un maullido por respuesta—. Sí, lo sé, enseguida subo a darte de comer. Antes quiero terminar una cosa.
Cerré la puerta a mi espalda y me dirigí hacia la mesa, guiándome con mi bastón para no tropezar con las cajas y herramientas que mi ayudante había dejado desperdigadas la noche anterior. Pronto llegaría el gran día, debía trabajar sin descanso si quería tenerlo todo a punto.
Tomé asiento y dejé a un lado el bastón. Alargué la mano izquierda hasta dar con la caja de cartón que contenía los tubos de acero y cogí uno de ellos, mientras con la derecha abría un cajón y palpaba en busca de un pequeño frasco. Cuando lo encontré, quité el tapón y me lo llevé a la nariz para comprobar su contenido. El olor me confirmó que era el indicado. Estaba ensamblando el mecanismo cuando noté cómo Bingo frotaba su cabeza contra mi brazo, ronroneando.
—Ya, ya —dije mientras interrumpía mi trabajo para cogerlo del pellejo y lo dejaba de nuevo en el suelo—. No me molestes ahora, esta parte es muy delicada.
El gato me arañó la mano, disgustado, pero consintió en quedarse agazapado a mis pies, esperando a que terminase.
Volví a mi tarea. Quería preparar al menos otras dos bombas antes de acostarme. Mis compañeros de la resistencia contaban con que lo tuviera todo listo para la fecha prevista.
—Dentro de poco, Bingo. Dentro de poco este gobierno corrupto caerá y esos malditos mercenarios lamentarán el día en el que me quitaron la vista.

Comentarios
  • 1 comentario
  • Jon Artaza @Jon_Artaza hace 28 días

    Esperemos que Bingo no arañe lo que no tenga que arañar y salte por los aires...O sí... Ese es el tema, no sé qué pensar de este terrorista. Me hubiese gustado saber algo más. Quizás ir salpicando toda el relato con referencias a lo que le pasó o pasa, dejando retazos de si es una tiranía o qué, sin dar pistas del final, creo que ganaría peso.
    En cualquier caso muy bien escrito.


Tienes que estar registrado para poder comentar