«Un paseo por el bosque, algo rápido, y vuelvo», había pensado antes de abandonar su casa. Habría sido así de no haberse perdido. En un bosque que había recorrido tantas veces, que conocía tan bien, y se había perdido.

No pudo regresar a casa antes de que la oscuridad lo cubriera todo. Ese bosque que tan agradable le parecía siempre, ahora tenía tintes siniestros y le provocaba escalofríos. Caminó despacio y atenta a su entorno. Le latían las sienes y a menudo se olvidaba de respirar. El aleteo de un murciélago y el ulular de un búho provocaron que diera un salto. Pese a la sensación de peligro, decidió parar y tratar de orientarse. De poco serviría su cautela si se perdía más, pero de noche era más complicado ubicarse.

Unos matorrales se movieron tras ella, el sonido de unos pasos la tensaron y una respiración fuerte hizo que echara a correr. Esquivó las ramas de los árboles con dificultad, dio varios traspiés e incluso llego a darse contra el suelo, pero no cesó en su carrera. Los pasos dejaron de oírse y solo se sentía el sonido del viento. Volvió a parar, con la respiración acelerada y dolor de estómago. Cada vez estaba más perdida.

Una rama crujió tras ella. Inclinada sobre si misma dejó de pestañear y no movió un solo músculo.

—¿Harriet, estás bien? —Oír la voz de su mujer hizo que se relajara.

Giró y se refugió entre los brazos de Muriel. Había ido a buscarla al ver que no regresaba, por fin podía volver a casa. Por el camino le contó su experiencia, tratando de apartar de su mente la sensación de peligro, tratando de ignorar que se sentía observada y esos pasos que oía tras ellas. Era todo producto de su imaginación paranoica, seguro.

Abandonaron el bosque y Harriet cometió el error de echar la mirada atrás. Los matorrales se movieron y volvió a escuchar la respiración fuerte. No vio a nadie, sintió pasos alejarse, pero no logró calmarse.

Comentarios
  • 1 comentario
  • Yuki @Yukina hace 4 años

    Me gusto, buena manera de relatarla.


Tienes que estar registrado para poder comentar