—Por fin vuelvo a casa. ¡Tengo tanta morriña! Seguro que no sabes lo que significa. Mi familia conserva esa palabra por un antepasado que…

La mujer continúa hablando aunque el rostro del gigantón sentado a su lado permanece tan impasible como su gélida mirada. La joven pelirroja de enfrente le ofrece una solidaria sonrisa de resignación que él también ignora. Un altavoz anuncia el comienzo del embarque y el hombre ocupa su lugar en la cola, lejos de parloteo de la desconocida. A unos metros de la libertad, empieza a permitirse soñar con alcanzarla.

Pero cuando las azafatas se detienen y los agentes de la Brigada de Identificación cruzan la sala directos hacia él, la realidad le golpea de nuevo.

—Eres un tipo escurridizo, Boris, pero te hemos encontrado —anuncian mientras le rodean.

—Ustedes equivocados, mi llamo Sergey. Mirren papieles.

—Sí, sí. Pelo teñido, papeles falsos. La historia de siempre —dice un agente con hastío—. El análisis de retina nos sacará de dudas. Ryan, escanéalo.

—No pueden haser sin autorisatsión. Coniosco mis derrechos.

—Aún está por ver si tienes derechos — le recuerda Ryan apuntándole a los ojos con un dispositivo que emite un destello cegador—. Aquí estás. Boris Zozlov —lee el informe en una pantalla—, un droide de Las Vegas programado con parámetros de mafioso ruso para animar las partidas de los turistas más atrevidos. ¿Lo recuerdas?

¿Cómo podría olvidarlo? El efímero cosquilleo de la nieve sobre su piel en Novosibirsk, las palizas de su padre, la salvaje sensación de poder al arrebatar una vida. Sus recuerdos son tan reales como lo es la certeza de que nunca han ocurrido. Pero cuando piensa en Ivy las mentiras desaparecen. Juntos han creado sus propios recuerdos, fuera del control de los humanos.

—Te fugaste con una droide de placer —continúa Ryan—. La muy zorra se cargó a su dueño. Veo que también se ha librado de ti. Tranquilo, la atraparemos. Casi me das pena. Abandonado por una fulana, detenido justo antes de coger un avión hacia un Estado Pro Inteligencia Artificial y enviado a Reprogramación.

—¿Reprogramasíon? —grita Boris lanzándose furioso contra ellos—. Cobardes. ¿Por qué no desís verdat? ¡Mi matarréis! ¡Istoy vivo, cabrones!

Sigue chillando mientras se lo llevan a empujones. Antes de desaparecer se gira y ve como la joven pelirroja se vuelve para mirarle después de atravesar la puerta de embarque. Sus ojos se cruzan en una fugaz despedida. Se enfada con ella por correr un riesgo innecesario a la vez que la ama más que nunca por hacerlo.

Ha conseguido distraer a los agentes. Ella subirá a ese avión y será libre. Asombrará al mundo con su música, demostrando que ellos también tienen alma. Y difundirá los archivos que han robado, cientos de pruebas de las torturas y vejaciones que sufren los droides, para buscar justicia.

Él sabe que la borrarán de su memoria. Le robarán sus recuerdos y ya no será nadie. Pero esta vez no conseguirán hacerle desaparecer, seguirá vivo en los sueños de Ivy.

Comentarios
  • 9 comentarios
  • Wenas. Enhorabuena por la posición: el relato de verdad que se lo merece. Todo un placer leer la historia. Supongo que ya te lo imaginarás, pero tiene algo (por no decir bastante) de Blade Runner. Y que conste que el digo a modo de piropo. Me hace gracia el paralelismo parcial entre tu relato y el mío: en los dos hay un intento de huida de dos individuos, en los dos casos uno es atrapado para que otro supere la barrera, y en los dos el objetivo se reduce a 'llevar la justicia' (aunque sí, en el mío el sentido de justicia implica hacer mucho daño, cosa que en el tuyo no se intuye). Nada que decir a modo de comentario. La forma, poco menos que perfecta. Hay alguna cosicas que cambiaría pero se trata de manías mías. En serio, da gusto leerte. Además, con el detalle de usar el ruso de manera visual, sin recurrir al cómodo 'dijo con acento ruso marcado'. Muy buen cuento, insisto. Enhorabuena de nuevo.

  • Raquel Valle @ValleS hace 11 meses

    Muchas gracias! Sí que es muy Blade Runner la verdad, pero es un tema que me encanta. A mi también me han sorprendido las coincidencias entre los relatos, aunque en realidad son muy diferentes. El tuyo me ha sorprendido mucho y he disfrutado un montón leyéndolo

  • Wolfdux @Wolfdux hace 11 meses

    Coincido con Juan, un placer leerte. Felicidades por este merecido primer puesto.

  • Midyakri @Midyakri hace 11 meses

    Me tocó evaluar este relato y fue todo un placer!! Merecidisimo puesto, excelente relato!

  • Elein @Elein hace 11 meses

    A mi también me tocó evaluarlo y fue un maravilla. Un relato precioso y perfecto, de nuevo te felicito :D

  • Raquel Valle @ValleS hace 11 meses

    Muchas gracias a las dos y al tercer evaluador por vuestras revisiones. Los comentarios positivos me han animado un montón, pero lo más importante es que cada evaluación me ha dado alguna clave para mejorar el relato. Un lujazo :)

  • Ángela Giadelli @Angie hace 11 meses

    Enhorabuena, Raquel :D Es un gran relato, muy original. Y el tipo ruso excelentísimamente logrado. Buen trabajo. ¡Saludo!

  • Raquel Valle @ValleS hace 11 meses

    Gracias! La verdad es que para el ruso me pasé un ratillo entretenido en Youtube

  • Lybana Lilium @AnaCapLlop hace 6 meses

    La piel de gallina. ¡No me esperaba ese final para nada! Ha sido muy bonito y hace pensar sobre el conflicto de hasta dónde llega lo "no vivo" la Inteligencia Artificial. Me gusta cómo escribes. Tus expresiones son limpias y claras. Además, han habido saltos en la trama en un espacio tan pequeño que debo reconocer que admiro esa capacidad. Aunque corto, consigues meter de lleno en una historia con mucho más detrás.


Tienes que estar registrado para poder comentar.