Me encuentro trabajando hace días enteros reclutada en mi lab, buscando crear la pócima que acabe con la epidemia dermatologica que atesta al pueblo, y así salvar a la humanidad. son las 3 am, me invade algo de sueño. el liquido linfático de Fiorella 2, la tarántula, es mi ultima hipótesis de utilidad para la pócima.  esta encerrada. debo liberarla y extraer su liquido. esta quieta, tal vez dormida. lo difícil y peligroso es que se le debe extraer estando viva, no sirve si esta muerta y menos si por causa artificial como envenenamiento, y por la urgencia de la situación, no podemos esperar a que muera de causa natural.

Abro el frasco. parece no haberse percatado. tengo que hacer que salga. lo doy vuelta e indefectiblemente cae pero parece débil o somnolienta. aíslo el frasco. Fiorella 2 no solo reacciona sino que para mi desgracia se pone activa y huidiza. da miedo. no difiero de si esta a la defensiva o como potencial atacante. me da miedo pero estoy cansada y el tiempo apremia. tomo valor, firmeza y decisión con jeringa en mano. Fiorella en mi fallido intento de inyección me salta a la cara. llevo las antiparras pero el susto fue atroz y no me lo saca nadie. ya creo que va a ser mejor que toque la alarma como señal de auxilio. pero los laureles, el nobel de esta pócima no deseo recaigan sobre otros... decido alimentarla, quizás este irritada por hambre. esto me retrasa 20 minutos. vuelvo a intentar. salta, huye, se pasa de afilada y parece claro ya que enemiga declarada. estoy sola, encerrada, atrapada, con miedo, frío, hambre, y exhausta. me rindo y decido presionar la alarma.

Pip pip piip piip! suena el despertador. son las 7 am la puta madre... tengo examen de botánica, me quede dormida repasando y olvide alimentar a mi tarántula Ursula. ¿quien me mandó a estudiar bioquímica che?...

Comentarios
  • 0 comentarios

Tienes que estar registrado para poder comentar.